Las cookies nos ayudan a ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso de cookies. Más información

EL CONSUMO DE FRUTAS Y HORTALIZAS FRESCAS REDUCE LAS CONSECUENCIAS DERIVADAS DE LA GRIPE A

21/10/2009

La Fundación Sabor y Salud apoya la propuesta de la Dra. Montaña Cámara, especialista en Nutrición y Bromatología EL CONSUMO DE FRUTAS Y HORTALIZAS FRESCAS REDUCE LAS CONSECUENCIAS DERIVADAS DE LA GRIPE A Valencia, a 15 de Octubre de 2009. Para prevenir los procesos gripales en general y el nuevo virus de la gripe A (H1 N1), el consumo de frutas y hortalizas frescas es la mejor garantía para una incidencia mucho más leve de la enfermedad, dado que nuestro organismo se encontrará con un sistema defensivo mucho más preparado. La Fundación Sabor y Salud, entidad sin ánimo de lucro ubicada en Valencia cuya misión es la de fomentar y potenciar el consumo de fruta y verdura, corrobora la opinión de la Doctora Montaña Cámara, profesora titular de Nutrición y Bromatología de la Facultad de Farmacia de la Universidad Complutense de Madrid y asesora científica de la Fundación. El principal argumento que esgrime esta reconocida especialista es que una dieta variada y equilibrada es garantía de ingesta de todos los macro y micronutrientes (vitaminas y minerales) necesarios para el organismo. Así el consumo de frutas y hortalizas frescas son de especial importancia en el caso de prevenir los procesos gripales en general y de la fiebre A en particular, ya que suponen la mejor barrera defensiva de nuestro organismo. En el caso de cursar la enfermedad, la ingesta de líquidos –agua y zumos de frutas- es imprescindible. Una buena inversión en salud Según esta tesis, avalada por la Fundación Sabor y Salud, la vitamina C nos protege de las infecciones y se encuentra en cítricos, fresas, kivis, frutas tropicales, frutos del bosque, pimientos y coles. Además, estos alimentos contienen elementos minerales como el selenio y el zinc, que son potenciadotes de la actividad antioxidante. Estos compuestos los encontramos en cantidad y variedad de frutas y hortalizas frescas, dado que la vitamina C es muy termolabil y se destruye fácilmente durante el procesado térmico que supone cualquier tratamiento culinario. En opinión de la Doctora Montaña Cámara, tenemos la suerte de vivir en un país con gran diversidad y riqueza de cultivos hortofrutícolas de gran calidad, donde el sector de cítricos en particular –ricos en vitaminas y minerales- tienen una gran importancia económica y son una muy buena inversión de salud. Responsables de la Fundación Sabor y Salud consideran en este sentido que aunque no podamos asegurar que el consumo de frutas y hortalizas frescas evite el sufrir estas enfermedades, en el caso de que esto ocurriera, su incidencia sería mucho más leve, dado que nuestro organismo se encontrará con un sistema defensivo mucho más preparado. Al ser un agente infectivo nuevo, no estamos inmunizados y puede resutar especialmente grave cuando el sistema inmune está debilitado. Es por ello, que ahora más que nunca, el consumo de frutas y hortalizas frescas debe formar parte importante de nuestra alimentación. Para más información consultar el artículo completo en la web de Fundación Sabor y Salud, www.fundacionsaborysalud.com

Noticias