Las cookies nos ayudan a ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso de cookies. Más información

EL GASTO DE UN UTILITARIO EN UN DEPORTIVO

Siempre que se escuchaba la palabra Porsche se identifica a un vehículo deportivo, y era impensable hasta la llegada de dos de sus modelos actuales, el pensar en otro tipo de coche cuando se mencionaba la marca alemana. El Todoterreno Cayenne en el 2003 y la berlina Panamera en el 2009 han roto los esquemas de la marca, con gran aceptación por parte generalizada, aunque con alguna polémica ante los Clasistas de la marca.

En ambos modelos llego la motorización diesel, -algo que tampoco llevaron muy bien este grupo de personas-, mientras Porsche conseguía resultados de ventas espectaculares teniendo una gama de producto más extensa y competitiva.

Hoy nos centramos en uno de estos productos, más concretamente la súper berlina llamada Porsche Panamera.

MMM

El primer Porsche Panamera se empezó a comercializar en el 2009 y en abril del 2013, Porsche presentó la segunda generación del Panamera e introdujo el modelo Panamera S E-Hybrid.

La gama está compuesta por motores que van desde 310 CV, hasta los 570CV que eroga la denominación Turbo S.

El precio desde el que parte la versión Diesel es desde 95.620 con la mecánica diesel de 300CV, aunque el acceso a la gama lo tiene su mecánica de gasolina con 310CV y desde 93.398. El tope de gama se sitúa desde los 226.747 (Panamera Turbo S Executive).

En el caso de la única mecánica diesel, oculta bajo su capo un motor V6 de 300 CV a 4.000 rpm, asociado a una caja de cambios Tiptronic S de ocho velocidades, trasmitidas al eje trasero. Esta mecánica antes rendía 250CV, ahora ha aumentado su potencia hasta los 300CV.

El actual Panamera Diesel cuenta además con cambios en el chasis, que adopta un diferencial trasero autoblocante y barras estabilizadoras de diámetro superior, con el objetivo de reducir su balanceo si se pretende ir más rápido de lo normal en los tramos con curvas. Es decir, ahora es mucha más eficaz en lo que a conducción deportiva se refiere. Pero si quieres saber más continúa leyendo.....

El Porsche Panamera es una berlina de 5,01 metros de largo (15cm más larga en las versiones con el apellido Executive), en donde aloja cuatro asientos individuales en su interior.

Su diseño, si lo miramos desde la zona delantera diríamos que es un 911,
de perfil ya vemos que es más largo pero de corte bajo y estilizado. En su vista lateral, destaca las branquias situadas en las aletas delanteras. Conjunto con un anagrama que anuncia que estamos ante la motorización diesel. En la zaga, están dos salidas de escape (una por cada lado) y un alerón retráctil que se despliega automáticamente cuando pasamos de 80Km/h, aunque también se puede desplegar manualmente mediante la pulsación de un botón situado en la consola central.

En su interior el Panamera Diesel es igual que cualquier otro Panamera. Hay plaza para cuatro ocupantes con asientos individuales para cada uno de ellos. Los asientos traseros son iguales que los delanteros de corte deportivo y con el reposacabezas integrado. Estos asientos están divididos por una consola central. Además tiene un maletero de 440l, en el que se abre su portón, tanto que no hace falta estirarse para llegar al fondo del maletero.

MMM

La primera impresión cuando entras en el interior es la impresionante consola central. Con infinidad de botones -pareciendo que nos van a poner las cosas difíciles-, pero la verdad es que muy legibles e intuitivos. La inmensa mayoría de esta botonadura se sitúa alrededor de la palanca de cambios, allí encontramos todos los botones para configurar el comportamiento del coche (Sport, Sport Plus, Altura del alerón...) y los mandos del climatizador.

La calidad de sus acabados así como de los materiales empleados es excelente, no podría ser menos tratándose de la marca de la que proviene, Porsche.

La gama está compuesta por motores que van desde 310 CV, "S" (420 CV), GTS (440 CV), Turbo (520 CV), Turbo S (570 CV), Diesel (300 CV) y S E-Hybrid (416 CV).

Todas las versiones tienen cambio automático. El de la versión híbrida y la Diesel es el denominado Tiptronic S con ocho relaciones (de convertidor hidráulico de par). En el resto, es de doble embrague y siete marchas (PDK).

En todos los casos se incluye el sistema de "navegación a vela", que deja el motor al ralentí (solo si las condiciones lo permiten) cuando levantamos el pie del acelerador, así el motor no retiene y avanza más metros gracias a la inercia.

El Panamera diésel ha sido creado bajo la filosofía "Porsche Intelligent Performance", lo que significa que se fabrica con las premisas de reducir el consumo y las emisiones de Co2, sin perder la deportividad que caracteriza a la marca Porsche.

Cuando vas a probar un Porsche piensas en un vehículo de carácter deportivo aunque cuando te dicen que es un Panamera Diesel, puedes llegar a pensar que se acabó la diversión. Bueno pues a toro pasado después de estar unos días con el Panamera diesel, nada más lejos de la realidad, es un error pesar que el apellido "diesel" le restara diversión a tus sensaciones vividas tras en volante de este vehículo, es más se puede decir que la emociones son mucho más duraderas, dado que en un viaje largo no tendrás la obligación de pararte para echar gasolina, puesto que puedes llegar a tener hasta autonomías de más de 1.200Km, gracias a un bajísimo consumo medio de 6,4l/100km homologado, dato que en nuestra prueba y manteniendo una velocidad media de 120 hemos visto disminuido a 5,8 según la cifra del navegador.

La conducción es muy dinámica, al más puro estilo Porsche, pero no cabe duda que no llega al nivel de potencia como en un gasolina, aunque acelera de 0 a 100Km/h en 6,8segundos que es bastante rápido para una berlina de su tamaño, y también a cambio como comentábamos antes la autonomía cubre con creces esta ligera carencia.

Por otro lado se han cuidado mucho de que el coche no suene a diesel. Cuando vas en marcha la insonorización es tal que no escuchas el motor hasta que no pegas el pisotón al acelerador en donde escuchas un bramido, típico de motor gordo no de diesel.

MM

El coche es realmente cómodo (algo menos si pulsamos el botón Sport plus) y para pesar cerca de 2 toneladas bastante ágil, las reacciones son contundentes, y estas se sienten cuando pisas el acelerador. En carreteras de montaña se desenvuelve con soltura al igual que en la autovía, su terreno favorito, mientras que en la ciudad los casi 5 metros de largo no son los más recomendables para buscar hueco en la calle donde aparcar.

Con lluvia el comportamiento del coche es seguro, es tan dócil que podemos circular a un ritmo alegre sin que haya falta de inseguridad al volante.

Su terreno es la carretera, ya sea por la comodidad o viveza que demuestra en la autopista o autovía, así como el agarre que se plasma en cada curva de un puerto de montaña. Las cualidades que demuestra en este último terreno no te las esperas de un coche de esta envergadura. Si hubiera que ponerle nota nos saldríamos de la escala y estaría por encima del sobresaliente.

En ciudad es ágil y su angulo de giro es bastante bueno, también el sistema de cámaras ayuda a poder aparcar bien, pero no olvidemos que vamos en un coche de más de 5m de largo, y que aparcar en la calle nos será más dificultoso que si fuéramos en un utilitario.

En resumen, estamos ante una berlina de 4 plazas y casi 5 metros, capaz de recorrer grandes distancias sin obligarnos a repostar, con los consumos más bajos de la gama Panamera, y con el que también podeos divertirnos en los tramos de curvas, o llevar a la familia a la casa de la playa. Es decir más versátil que un biplaza con un gasto de una berlina normal y con una dinámica sin que pierda mucha deportividad.

Su equipamiento de serie es ahora mucho mayor desde el restyling realizado en el 2013.

Dentro de su equipamiento de serie están los
faros bi-xenón, mecanismo de cierre y apertura automáticos del portón, sensores de aparcamiento traseros, asistente de arranque en pendiente, asistente de frenada, airbags " frontales, de cabeza -delanteros y traseros-, laterales-delanteros y traseros-, modo sport, luces diurnas de leds, climatizador bi-zona, sistema Start&Stop, luces largas automáticas, llantas de 18 o 19 pulgadas (dependiendo la motorización escogida) y un largo etc.

Como equipamiento opcional tendremos disponible elementos como los faros con leds para todas las funciones, que cuestan unos 3000 euros; o "Porsche Car Connect "(407 euros). Mediante una aplicación instalada en el móvil (gratuita durante seis meses), el propietario puede actuar a distancia sobre elementos como los retrovisores (para plegarlos) o el cierre centralizado, además de disponer de otras funciones como la localización del coche en un mapa o consultar la autonomía restante. Sistema de luz dinámica con tecnología Led (Porsche Dynamic Light Systema Plus -PDLS Plus) que incluye luz instantánea con efecto diurno y regulación continua del alcance del haz de luz - a través de una cámara- en función del tráfico en sentido de avanza o contrario. Cuesta 2.200 euros.

A FAVOR
-Consumo muy bajo.
-Equipamiento de serie abundante.
-Comportamiento dinámico sea cual sea el trayecto por el que circulemos.

EN CONTRA
-Solamente cuatro asientos.
-No hay posibilidad de montar cambio manual en ninguna motorización.