Las cookies nos ayudan a ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso de cookies. Más información

SEIPASA, una empresa concienciada con el medioambiente

Noticias en la hemeroteca

Para más información:

SEIPASA lleva impreso en su ''ADN'' la importancia de ser una empresa medioambientalmente responsable. Para cumplir este objetivo desde sus inicios los diferentes departamentos de SEIPASA trazaron conjuntamente una ''hoja de ruta'', orientada a la puesta en marcha de protocolos de producción, fabricación y comercialización a partir de tecnologías limpias y seguras, que se ha ido materializando a lo largo de estos años. Como colofón a todo este trabajo continuado, cabe subrayar la obtención del máximo reconocimiento a nivel europeo para una empresa medioambientalmente sostenible: la implantación y certificación del REGLAMENTO (CE) nº 1221/2009 del Parlamento y del Consejo Europeo (25 de noviembre de 2009) relativo a la participación voluntaria de organizaciones en un Sistema Comunitario de Gestión y Auditoría Medioambientales (EMAS). Una garantía de máximos medioambientales otorgada a SEIPASA, y que la sitúan como la primera empresa de la Comunidad Valenciana, dedicada a la fabricación de productos fitosanitarios de origen biológico así como de fertilizantes líquidos orgánicos e inorgánicos, en recibir dicha certificación.

La coherencia ha sido uno de los valores que ha guiado el trabajo de SEIPASA a lo largo del tiempo. De ahí que, como compañía centrada en la producción de tratamientos sin residuos, haya trabajado INTENSAMENTE con objeto de ser una empresa EJEMPLAR en el manejo de todos y cada uno de sus procesos, a través de la implantación de una política y objetivos medioambientales, eficientes y reales, que protejan el entorno y contribuyan al desarrollo sostenible de la agricultura, explica el CEO de SEIPASA, Pedro Peleato.

Esta mentalidad también se ha trasladado a la labor que desempeñan los diferentes departamentos de SEIPASA desde sus inicios, y se ha traducido en la implantación de un modo de trabajo propio e integrado denominado Sistema Global R-Free. Dicho sistema, además de garantizar cosechas libres de residuos, enfatiza en la preservación del medio ambiente y el incremento de la fertilidad del suelo. Además recoge aspectos como el uso de materias primas de primera calidad (inocuas para las personas y el medio ambiente) y la utilización de tecnologías y sistemas productivos limpios y seguros para la fabricación de sus productos.

De este modo el Sistema Global R-Free se convierte en una plataforma global de actuación que integra a todos los estamentos de la empresa en una misma filosofía de trabajo. Esta filosofía permite a SEIPASA el desarrollo de productos para el futuro, basados en la evolución de la tecnología productiva como medio para afrontar los retos actuales de la agricultura cuidando el entorno.

Comprometidos con la trasparencia y mejora continua
La racionalización del uso de agua y energía, la concienciación del personal con formación y sensibilización, y el fomento de la reutilización, el reciclado y la gestión de residuos de forma respetuosa con el medio ambiente son las líneas básicas que han marcado la política medioambiental de SEIPASA.

Sin embargo el sólido compromiso de la empresa con el medio ambiente le ha llevado a dar un paso más, en busca de la excelencia, por lo que ha sido reconocida con la máxima certificación internacional del sistema de Gestión ISO14001 y Comunitario EMAS (Eco-Management and AuditScheme). Este doble reconocimiento no sólo implica el cumplimiento de todos los requisitos legales estipulados, sino también la definición de metas concretas y medibles para la mejora en el futuro, y la realización de una Declaración Ambiental Pública anual. Estos logros suponen una gran satisfacción como empresa, pero sitúan el listón medioambiental muy alto. Por ello, y dado que es voluntario, somos muy pocas las empresas que hemos accedido a implantarlo. De hecho somos la primera de nuestro sector en hacerlo en la Comunidad Valenciana, explica la Jefa de Calidad de SEIPASA, Puig Mora.

La certificación de SEIPASA en el Reglamento EMAS garantiza por tanto el compromiso de la mejora continua en el comportamiento medioambiental de la empresa, pero también su difusión y la implicación activa del personal. Bajo esta premisa impartimos formación continua a los trabajadores y trabajadoras de SEIPASA, en la que informamos de los impactos medioambientales que genera la actividad que desempeñan, y las medidas establecidas por la empresa para que estos impactos no se generen o se reduzcan en la medida de lo posible, señala el CEO de la compañía.

El camino hacia la excelencia medioambiental
Aunque ha sido este año cuando la labor de SEIPASA se ha visto ampliamente reconocida, ésta ha sido una carrera de fondo en la que se han ido cubriendo etapas y trabajando intensamente por alcanzar nuevas metas en la búsqueda de la excelencia medioambiental.

Como hito inicial, para la mejora continua en el desarrollo, fabricación y distribución de sus productos, SEIPASA consolidó su política medioambiental con la obtención de la Autorización Ambiental Integrada en 2013 (AAI / nº: 672/AAI/CV), que acreditaba el cumplimiento de todos los requisitos legales medioambientales aplicables. Tras la consecución de la AAI, la empresa ha seguido trabajando hasta lograr su integración voluntaria con el Sistema de Gestión Medioambiental, según las directrices de la ISO 14001:2004 y el Reglamento EMAS. De este modo, SEIPASA está habilitada medioambientalmente por certificaciones tanto europeas como internacionales, para trabajar con los mercados más exigentes. Se podría decir que ha logrado su objetivo inicial como empresa, de implantar una sólida política y objetivos medioambientales. Sin embargo Pedro Peleato quiere seguir avanzando en esta dirección: Nuestro objetivo es que los procesos desarrollados por SEIPASA no presenten ningún impacto negativo sobre el medioambiente, subraya el CEO de la empresa.


Para más información:

SEIPASA, media ambiente, medioambiente, EMAS, proceso industrial EMAS